SALUD MENTAL Y VIDA LABORAL: Espacios de trabajo que favorecen la salud mental
Usted está aquí: Inicio \ Salud Mental \ SALUD MENTAL Y VIDA LABORAL
10 octubre 2017 - 8:18, por , en Salud Mental, sin comentarios

QUÉ ES LA SALUD MENTAL

La salud mental se define, según la OMS, como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Un individuo mentalmente sano es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, trabajar de forma productiva y fructífera, y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

Las personas mental y emocionalmente sanas, tienen el control de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Pueden poner los problemas en perspectiva y recuperarse de los contratiempos. Se sienten bien consigo mismos y tienen buenas relaciones.

Ahora bien, estar mentalmente saludable no significa estar feliz todo el tiempo. Significa que uno es consciente de sus emociones y que puede lidiar con ellas, ya sean positivas o negativas.

Cada 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, para concienciar sobre los problemas relacionados con la salud mental y movilizar esfuerzos para ayudar a mejorarla.

Este año, el lema de la Confederación de Salud Mental de España es: “Trabajar sin máscaras. Emplear sin barreras”. Con él, se pretende concienciar a la población de las grandes dificultades que existen en la empleabilidad de las personas que sufren enfermedades mentales, representando la importancia de fomentar el empleo de las personas con problemas de salud mental.

SALUD MENTAL Y TRABAJO

Presentar un problema de salud mental no tiene por qué ser un impedimento para obtener un empleo. Pero la baja inserción laboral de las personas con problemas de salud mental es una de las principales barreras para su integración social y su recuperación, fruto en gran medida de los prejuicios de muchos empresarios y administraciones públicas.

El empleo es una vía fundamental para lograr la recuperación y la autonomía, que además tiene una importante función terapéutica, desplazando el rol de enfermo por el rol de trabajador.

El movimiento de la Confederación Salud Mental España fomenta la mejora de la empleabilidad de las personas con problemas de salud mental y apuesta por:

  • Sensibilizar a empresas y directivos para fomentar la contratación.
  • Crear servicios de orientación laboral.
  • Realizar formación específica y adaptada para el fomento del empleo.
  • Crear centro especiales de empleo y empleos con apoyos.

PREVENCIÓN DE ENFERMEDADES MENTALES EN EL ENTORNO LABORAL

Durante la vida adulta pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo. Por lo tanto, el entorno laboral es uno de los factores que determinan nuestro bienestar general.

El trabajo es beneficioso para la salud mental. Sin embargo, un entorno laboral no adaptado o negativo puede causar problemas físicos y/o psicológicos, además de favorecer el consumo nocivo de sustancias y alcohol, absentismo laboral y pérdidas de productividad.

Se ha demostrado que las empresas que ponen en práctica iniciativas para promover la salud mental en el entorno laboral, obtienen mejoras en la salud del personal y, además, un aumento en la productividad.

RIESGOS PARA LA SALUD RELACIONADOS CON EL TRABAJO

Algunos elementos de riesgo para la salud mental en el entorno laboral son:

  • Políticas de seguridad y protección inadecuadas
  • Gestión y comunicación ineficientes
  • Escasas oportunidades de promoción laboral
  • Ausencia de control del área de trabajo
  • Bajo nivel de apoyo por parte de los directivos y/o compañeros
  • Horarios de trabajo rígidos y poco conciliadores con la vida personal
  • Falta de claridad en las áreas u objetivos organizativos
  • Tareas no relacionadas con las competencias
  • Carga de trabajo continuamente elevada
  • Equipos de trabajo poco cohesionados
  • Acoso psicológico e intimidación (mobbing)

Si se dan estos factores, o la interacción de algunos de ellos, es muy probable que la actividad laboral sea una fuente de insatisfacción y desmotivación, que pueden conllevar la aparición de problemas de estrés y ansiedad. Estos efectos en la salud no solo tienen consecuencias para los trabajadores. Para las empresas pueden convertirse en pérdidas de productividad y una alta rotación del personal.

APOYO EN EL CONTEXTO LABORAL A PERSONAS CON ENFERMEDAD MENTAL

Los trastornos por depresión y por ansiedad son problemas habituales de salud mental que afectan a la capacidad de trabajo y la productividad.

Más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión  y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad. Muchas personas padecen ambas afecciones.

Las organizaciones deben prestar apoyo a las personas con trastornos mentales para realizar su trabajo o reincorporarse al mismo. Los estudios demuestran que el desempleo, en particular si es de larga duración, es perjudicial para la salud mental.

Apoyos para promocionar la salud mental:

  • Flexibilidad horaria
  • Adaptación de las tareas asignadas
  • Lucha contra las dinámicas negativas en el lugar de trabajo
  • Respeto de la confidencialidad
  • Facilidad de comunicación con los cuadros directivos
  • Flexibilidad para reincorporarse al puesto
  • Dotar a los trabajadores de los recursos necesarios para desempeñar su trabajo.

Sobre el autor
PSICÓLOGA CLÍNICA

Los comentarios están cerrados aquí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies